Ir al contenido principal

Hablá con Macri y Prat Gay, Carolina.

La Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, en el Diario La Nación dio precisiones sobre la marcha de las negociaciones con las organizaciones sociales. Es una nota interesante, que pueden leer completa acá.

Ya desde el título, supongo que elegido por el Diario, hay inconsistencias entre las declaraciones de Stanley y la realidad del gobierno que integra. 
Mientras que la Ministra pregona que el crecimiento económico no alcanza para resolver la pobreza estructural su gobierno hace gala de la Teoría del Derrame como mecanismo de solución de los problemas económicos de los argentinos.


Está por demás probado que la Teoría del Derrame es una falacia utilizada por neoliberales de distinta laya para ganar tiempo. La idea central es que primero hay que crecer para que luego la economía "derrame" hacia los sectores menos fuertes económicamente. La analogía con un vaso que rebalsa su líquido y permite que los que están abajo capten algo de lo que cae es una falacia. Los poderes económicos le han encontrado la vuelta para que el vaso se vaya ampliando y el esperado derrame no se produce nunca.

Néstor Kirchner apeló al movimiento opuesto: generemos poder de compra en el mercado interno para generar crecimiento. Es el Estado el que debe inyectar dinero en la base social para que la economía se mueva.


La Teoría del Derrame, aún en su falacia, supone que primero hay que crecer, esto es un problema para el gobierno del que Stanley forma parte porque ni siquiera logra ese crecimiento, la condición sine qua non para después derramar. Es decir, estamos sin poder crecer esperando un derrame que no sucederá.


Dice bien Carolina Stanley la pobreza (ni estructural ni no estructural) no se reduce sólo con crecimiento económico. Tampoco son las políticas sociales las que pueden generar una reducción de la pobreza. Las políticas sociales pueden contener en los momentos difíciles, pero el problema de la pobreza lo resuelven (o lo agravan) las políticas económicas.


Stanley habla de la "economía popular" y dice que quiere incluirla: "Es fundamental tener en cuenta que la economía popular forma parte del 40% de la economía en la Argentina, y poder empezar a dialogar sobre cómo se trabaja esa economía, cómo se incluye a los trabajadores informales, cómo se los capacita y se los dota de posibilidades concretas de sustentarse y de crecer en este ámbito".  


¿Cómo se compatibiliza esta manifestación de la Ministra con una política económica que -vía crecimiento de la desocupación- generó un aumento de la informalidad laboral?. Stanley afirma que "vamos en la senda correcta de la economía" lo cual nos hace pensar que la Ministra, que hace un diagnóstico correcto respecto de que con el crecimiento económico no alcanza, no comprende que la política económica de su gobierno no avanza en el mismo sentido que sus declamaciones sobre la pobreza, la economía social y la inclusión.

O tal vez sí, comprende todo, pero su rol en el gabinete es calmar a los morochos. Otra forma de ganar tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Empezó el operativo "Vidal no es Macri"

Este fin de semana recrudecieron las notas en los medios donde se habla de candidaturas alternativas a la de Macri. Parece que la relación Macri/Vidal ya no es tan buena, según dice la nota de La Nación, de ayer sábado 13, que les copio abajo.

La duda es si se trata de:

Un intento de separación por parte de Vidal, para salvarse de la debacle macristaUn intento de los medios corporativos que ven que a Macri no le alcanza y desean instalar un candidato/a alternativo/aAmbos puntos anteriores La nota de La Nación, titulada "La relación entre Macri y Vidal, un vínculo desgastado por la crisis", hace esfuerzos en mostrarla como más preocupada por la cuestión social e incluso tendiente a la aplicación de otro tipo de políticas económicas. Es interesante leer el artículo (copiado abajo) para observar cómo se la quiere presentar a Vidal como distinta a Macri, algo que quienes conocemos cómo gobierna en Provincia sabemos que es falso.
Diario Perfil del domingo 14 agrega otra nota "Re…

"Olavarría, Buenos Aires". Un cuento...

Luego de escribir este relato, supuse que era el posible primer capítulo de una novela negra, que podría transcurrir en 1989, en la ciudad de Olavarría, por eso el título. Veremos si avanza en ese sentido, quién dice que en algunos meses no tengamos una breve novelita, tipo folletín negro, que pueda publicarse aquí, de a un capítulo por semana...

“Ya no da más, lo tengo que cambiar, pero no tengo un mango”, dice Sergio, mirando el Fiat 128, blanco, demasiado desgastado, que usa como remís. El otro apenas lo mira en silencio: la obviedad de la afirmación lo exime de comentarios. “¿Quién va a querer subir a esa batata?” piensa, pero no dice nada. Sentados en un banco de madera, debajo de un eucaliptus, aprovechan la sombra. Hace calor a las tres de la tarde. Un calor tan pegajoso que no lo mitiga ni la sombra, ni el tereré helado. Sergio sigue mirando el 128 blanco, pero no habla. El Gallego camina unos pasos hasta una planta de cedrón, corta un ramito y lo introduce en la jarra de agua e…

Los hechos

Cuento.
Los meros hechos fueron estos: mientras trabajan Peralta y Álvarez Campos discuten. El motivo de la discusión lo desconocemos. El peón dice, como para sí mismo pero en voz alta: “lo voy a matar”, lo sabemos porque uno de los camioneros escuchó eso. Que dijo “lo voy a matar” es también un hecho. Caminó los cincuenta metros hasta la casa y regresó armado. Al verlo, los dos camioneros trataron de disuadirlo. Era tarde. El patrón le dijo: “…pará Peralta”, también era tarde para eso. Peralta no paró: disparó, a quemarropa, sólo una vez. Fue suficiente. Desandó el camino hasta el rancho, entró y esperó hasta que llegara la policía.
Esos fueron los hechos.
Debieran alcanzar para juzgar la situación, pero no la explican demasiado. De tan simples se vuelven complejos. Gaztambidelos describe como si fueran transparentes: dice que los hechos son apenas esos. No hay lugar para especulaciones, piensa Gaztambide. Peralta y su patrón discuten a metros del rancho de propiedad del segundo que oc…