Ir al contenido principal

El clientelismo macrista, según Diario La Nación.

Si no fuera que el Presidente Macri durante la campaña previa a su elección fue enfático en el sentido de que no permitiría el clientelismo político pensaríamos
que el PRO cree que la ayuda social le permitirá recuperar su performance electoral.

El domingo 12, el periodista Jaime Rosemberg, escribió una nutritiva nota titulada "El Gobierno amplía las ayudas sociales en el conurbano" publicada en el Diario La Nación (pueden leerla aquí).

La nota es interesante porque dice con todas las letras que el Gobierno aumentará la ayuda social en el conurbano, especialmente en la poderosa Tercera Sección Electoral bonaerense, con el objetivo de recuperar el terreno que las encuestas dicen que ha perdido en los últimos meses, con la cabeza en las elecciones legislativas de octubre.

Si no supiéramos de la aversión manifiesta de Macri y Vidal por el clientelismo, diríamos que se trata de una estrategia clientelar destinada al uso de la ayuda social estatal para la recuperación electoral.

Si en vez de Macri o Vidal fueran dirigentes peronistas la nota de La Nación alertaría sobre el clientelismo al que tan afecto son los peronistas. Pero como se trata de los dirigentes del PRO, La Nación hace en esta ocasión caso omiso de esta denuncia.

Rosemberg afirma que la mesa chica del PRO tiene "una preocupación compartida: el deterioro de la situación económica (y política) en el conurbano bonaerense, que amenaza con complicar la performance de los candidatos de Cambiemos en el principal distrito del país". En otras palabras, no les preocupa que la situación económica haya deteriorado la calidad de vida de los ciudadanos, sino que ese deterioro "amenaza con complicar la performance de los candidatos de Cambiemos". A confesión de parte, relevo de pruebas, se diría en un juicio.

Pero siempre se puede ser más claro, y Rosemberg lo es: "la baja en las encuestas de la imagen del Presidente en esos distritos (había repuntado en noviembre y diciembre y volvió a caer como coletazo de los escándalos del Correo y las jubilaciones a los niveles en los que comenzó la gestión) fue el motor que aceleró la acción".

Tengo que aclarar que en todo el artículo no se utiliza el vocablo clientelismo, ni se alerta sobre la incompatibilidad ética que la utilización de ayuda social para mejorar la performance electoral implica. No creo tampoco que la diputada Lilita Carrió lo denuncie en próximos días, ni que Margarita Stolbizer haga algo al respecto (aunque ahora que es massista tal vez mire un par de encuestas y si es conveniente electoralmente lo haga).




Comentarios

Entradas populares de este blog

Empezó el operativo "Vidal no es Macri"

Este fin de semana recrudecieron las notas en los medios donde se habla de candidaturas alternativas a la de Macri. Parece que la relación Macri/Vidal ya no es tan buena, según dice la nota de La Nación, de ayer sábado 13, que les copio abajo.

La duda es si se trata de:

Un intento de separación por parte de Vidal, para salvarse de la debacle macristaUn intento de los medios corporativos que ven que a Macri no le alcanza y desean instalar un candidato/a alternativo/aAmbos puntos anteriores La nota de La Nación, titulada "La relación entre Macri y Vidal, un vínculo desgastado por la crisis", hace esfuerzos en mostrarla como más preocupada por la cuestión social e incluso tendiente a la aplicación de otro tipo de políticas económicas. Es interesante leer el artículo (copiado abajo) para observar cómo se la quiere presentar a Vidal como distinta a Macri, algo que quienes conocemos cómo gobierna en Provincia sabemos que es falso.
Diario Perfil del domingo 14 agrega otra nota "Re…

"Olavarría, Buenos Aires". Un cuento...

Luego de escribir este relato, supuse que era el posible primer capítulo de una novela negra, que podría transcurrir en 1989, en la ciudad de Olavarría, por eso el título. Veremos si avanza en ese sentido, quién dice que en algunos meses no tengamos una breve novelita, tipo folletín negro, que pueda publicarse aquí, de a un capítulo por semana...

“Ya no da más, lo tengo que cambiar, pero no tengo un mango”, dice Sergio, mirando el Fiat 128, blanco, demasiado desgastado, que usa como remís. El otro apenas lo mira en silencio: la obviedad de la afirmación lo exime de comentarios. “¿Quién va a querer subir a esa batata?” piensa, pero no dice nada. Sentados en un banco de madera, debajo de un eucaliptus, aprovechan la sombra. Hace calor a las tres de la tarde. Un calor tan pegajoso que no lo mitiga ni la sombra, ni el tereré helado. Sergio sigue mirando el 128 blanco, pero no habla. El Gallego camina unos pasos hasta una planta de cedrón, corta un ramito y lo introduce en la jarra de agua e…

Los hechos

Cuento.
Los meros hechos fueron estos: mientras trabajan Peralta y Álvarez Campos discuten. El motivo de la discusión lo desconocemos. El peón dice, como para sí mismo pero en voz alta: “lo voy a matar”, lo sabemos porque uno de los camioneros escuchó eso. Que dijo “lo voy a matar” es también un hecho. Caminó los cincuenta metros hasta la casa y regresó armado. Al verlo, los dos camioneros trataron de disuadirlo. Era tarde. El patrón le dijo: “…pará Peralta”, también era tarde para eso. Peralta no paró: disparó, a quemarropa, sólo una vez. Fue suficiente. Desandó el camino hasta el rancho, entró y esperó hasta que llegara la policía.
Esos fueron los hechos.
Debieran alcanzar para juzgar la situación, pero no la explican demasiado. De tan simples se vuelven complejos. Gaztambidelos describe como si fueran transparentes: dice que los hechos son apenas esos. No hay lugar para especulaciones, piensa Gaztambide. Peralta y su patrón discuten a metros del rancho de propiedad del segundo que oc…