Empleo publico puede combatir al clientelismo, no necesariamente lo es.

Abel Fernandez, en su blog https://abelfer.wordpress.com/2016/01/15/el-empleo-publico/ postea una serie de datos que indican que la expansión del empleo público en la década kirchnerista se dio en distintas áreas de los gobiernos provinciales con cierta preeminencia en educación y salud.

A eso deseo agregar que la vulgata de los medios dominantes relaciona directamente empleo público y clientelismo político. La idea es que los lugares de trabajo en el Estado se utilizan para generar clientelismo político entre los que ingresan a esos trabajos.

Ocurre así en algunas áreas, pero no en todas.

Y en otras, el aumento de servicios del Estado implica no sólo no favorecer al clientelismo sino por el contrario acotarlo.

Durante la última década el Estado llegó a lugares donde antes no llegaba. Esta presencia implicó que muchos argentinos, que habitan lugares alejados y -en general- son los más pobres pudieran acceder a bienes y servicios del Estado sin la mediación de punteros políticos. Donde antes sólo estaba el puntero, ahora está el Estado.

Así, y lo ampliaré luego en otro artículo, las políticas sociales del kirchnerismo contrariamente a lo que se afirma, no sólo no implicaron un aumento del clientelismo, sino por el contrario, contribuyeron a acotarlo y disminuirlo en los últimos años.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El voto de los ignorantes

Las cajas navideñas de María Eugenia Vidal o el retorno a las zapatillas de Ruckauf

Cartoneros bien calzados.