Anotación 1.Bisnietos, hijos de los Nietos Recuperados. Cuaderno de Investigación.

Comencé a bocetear una investigación sobre los hijos de los Nietos Recuperados, paralelamente llevo un cuaderno de investigación donde voy registrando algunas cosas que van surgiendo en mi cabeza. Esas son las que compartiré en esta serie de anotaciones, desprolijas y al boleo, de lo que espero que alguna vez sea "Bisnietos: hijos de los Nietos Recuperados". Acá la anotación número 1



El problema del nombre.

En algún instante comencé a pensar lo siguiente: si la Dictadura nos dejó desaparecidos, sus Madres, las Abuelas de los niños nacidos en cautiverio, algunos de los cuales fueron Nietos recuperados, y otros Hijos que zafaron del cautiverio o la apropiación. Digo, si la Dictadura nos dejó esos parentescos que un día se transformaron en instituciones, un día comencé a pensar que después de los Nietos recuperados vendrían sus hijos.

Descubrí que algunos de aquellos Nietos Restituidos ya tenían sus propios hijos al momento de la restitución. Entonces, no por ser demasiado perspicaz, percibí que el cambio de identidad no sólo afectaba al nieto recién hallado sino también a sus hijos, lo que me llevó a pensar en la siguiente generación de víctimas directas de la Dictadura.

Aún no se me ocurre cómo llamarlos. Son Bisnietos de aquellas Madres de la Plaza de Mayo y de las Abuelas, Nietos de las y los desaparecidos, Hijos de los nietos restituidos. El nombre no surge tan fácilmente como pareció surgir a los colectivos que dieron origen a los diferentes organismos de derechos humanos: Madres, Abuelas, Hijos.

Podríamos llamarlos Nietos, porque son nietos biológicos de los desaparecidos. Pero la sociedad ha tomado como referencia a las Abuelas de Plaza de Mayo, entonces llama Nietos a los hijos de los compañeros desaparecidos.

He aquí un problema. El colectivo que estos –todavía chicos o adolescentes- conforman no tiene un nombre que surja con claridad y no sea ambiguo hacia la comprensión del lector. Como no sé de qué manera llamarlos con precisión, por ahora, los llamaré hijos de los nietos recuperados.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El voto de los ignorantes

Las cajas navideñas de María Eugenia Vidal o el retorno a las zapatillas de Ruckauf

Cartoneros bien calzados.