Si pasa... pasa

La teoría del "si pasa... pasa" es de aplicación permanente en el Gobierno de Macri. Algunos no pasaron, como el nombramiento por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de dos jueces de la Corte Suprema de Justicia, o recientemente, la quita de una parte del aumento a los jubilados o el acuerdo familiar por la deuda del Grupo Macri por el Correo.

Pero otros deben haber pasado, y ni nos enteramos.

El juego es así: primero se tiran muchos temas, uno tapa al otro, alguno encuentra resistencia popular, grupal o gremial y no pasa. Otros siguen su camino en secreto, sin nadie que se oponga fuertemente... y se transforman en hechos, de los que la población ni se entera.

La teoría del "si pasa... pasa" cuenta con dos aspectos: cuando todo anda bien (para ellos) pasó y no nos enteramos. Gol de ellos.


Cuando todo anda mal (para ellos) nos enteramos y la frenamos. Entonces esgrimen el argumento del "error". Este es un Gobierno que tiene muchos errores, lo curioso es que todos los errores que han sido detectados beneficiaban a ricos y poderosos. Nunca un error que vaya a mejorar la vida del laburante o el pobre. Cuando le erran con las tarifas... son a favor de la empresa. Cuando le erran con las jubilaciones... son en contra de los jubilados. Cuando le erran con la deuda del Correo... es a favor de la familia Macri.

Es decir, no parece que estén teniendo errores. El error se utiliza como argumento cuando se detectó el negociado. Pero no es un error.

Luego de enunciar el argumento del error, el macrismo procede a autoelogiarse, porque, si bien cometen errores (nadie es infalible)... son gente que sabe reconocer los errores, pedir disculpas e intentar corregirlos.

Recapitulemos. Muchas de las acciones, pasan y no nos enteramos. De las que no pasan, nos dicen que es por error. Y esos errores hablan de lo buena gente que son al admitirlos e intentar corregirlos.

La teoría del "si pasa... pasa" requiere que estemos más alertas, estos muchachos no paran de tener ideas para auto beneficiarse, y donde nos distraemos... pasan, y ni nos enteramos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El voto de los ignorantes

Las cajas navideñas de María Eugenia Vidal o el retorno a las zapatillas de Ruckauf

Cartoneros bien calzados.