El diario La Nación ya lo anuncia: después de las elecciones... recortes

En una curiosa nota del periodista Mariano Obarrio en La Nación de hoy,(pueden leerla aquí), intitulada: "Macri busca recortar costos operativos sin afectar el gasto social" se dan algunas pautas de lo que ocurrirá después de las elecciones legislativas de octubre.
Leamos a Obarrio: "Los economistas independientes recomiendan bajar más gastos operativos, en subsidios, en masa salarial, en jubilaciones, docentes y planes sociales. (...) Sin embargo, la Casa Rosada tiene dificultades en reducir aún más el gasto porque choca con necesidades políticas con miras a las elecciones del 22 de octubre". Es decir: no es una decisión política el no recortar la inversión (que no es gasto) social, sino apenas una necesidad política con miras a las elecciones del 22 de octubre. No es necesario ser muy inteligente para imaginar lo que ocurrirá después de ese día (si es que el macrismo ganó, si perdió será otro juego).

Sigue Obarrio: "Las prestaciones sociales representaron el 44% del presupuesto en 2015; el 48% en 2016, y se prevé que sea el 53% este año. Todas crecieron en estos tres años. Esas prestaciones son: jubilaciones y pensiones implicaron el 31%, el 33% y el 38%, respectivamente en cada año; la asignación universal por hijo (AUH), el 2%, el 3% y el 3%; las asignaciones familiares el 2%, el 3% y el 3%; las pensiones no contributivas el 4% en todos los ejercicios, y los planes sociales (Manos a la Obra, Argentina Trabaja, Progresar y otros), el 5%, el 6% y el 6%. Los salarios elevaron su incidencia presupuestaria de 13%, a 14% y 14% en cada año, y la obra pública estuvo en 10%, 9% y 10%".

Más allá de que Obarrio cuida al gobierno diciendo que no se recortará el gasto social, está claro que con el recorte de los gastos operativos no se alcanza a cerrar el déficit que el gobierno soporta. Para cerrarlo hay dos alternativas: la primera, y la única sensata, es crecer. Lo cual no está ocurriendo.

La segunda, y por demás insensata, es ajustar el gasto social. No se hará... hasta el 23 de octubre, cuando si el gobierno recibe un respaldo en las urnas tiene la decisión política de implementarlo. Que es recorte social? Nada más que ajustar en salarios, jubilaciones, pensiones, programas de salud, educación, desarrollo social, etc. Es decir, en las cuestiones que inciden en la vida cotidiana de los argentinos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El voto de los ignorantes

Las cajas navideñas de María Eugenia Vidal o el retorno a las zapatillas de Ruckauf

Cartoneros bien calzados.